Recomendaciones para prevenir intoxicaciones con monóxido de carbono

Mensaje de la Secretaría de Salud Municipal

Ante la llegada de los primeros fríos del año, la Secretaría de Salud,  recomienda la revisión de estufas y sistemas de calefacción para comprobar el buen funcionamiento.

Siempre consultar a un profesional calificado y autorizado. Tanto los braseros, como las cocinas, los calefones y las estufas pueden liberar monóxido de carbono -gas imperceptible-, cuando presentan fallas en sus mecanismos, o por la ausencia de ventilación adecuada.

La exposición al monóxido, incluso por un período breve, produce intoxicación. Unas pocas partículas son suficientes para alterar el funcionamiento del sistema nervioso, y pueden provocar desde cambios de humor y cefaleas permanentes hasta lesiones neurológicas irreversibles.

El efecto nocivo y la gravedad del cuadro dependen de la concentración de las emanaciones en el aire, del tiempo de exposición-inhalación, y de las condiciones de cada individuo, como la edad, estatura, peso, sexo y el estado general de salud.

Por ello, se aconseja:

– Instale solamente artefactos que estén aprobados por alguno de los institutos avalados por Enargas, en nuestro caso, Camuzzi

– Recurra siempre a gasistas matriculados para instalar y verificar el funcionamiento de los aparatos de gas.

– Evite el uso de braseros.

– Mantenga siempre ventilados los ambientes en invierno.

– Asegúrese de que el tiraje de los artefactos no esté obstruido o desconectado.

– No obstruya los conductos ni rejillas de ventilación de los ambientes.

– Verifique que la llama de los artefactos sea de color azul.

– No instale calefones en los baños.

Recomendaciones para prevenir intoxicaciones con monóxido de carbono

Valua esta nota



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*