Si no hay agua acumulada, no hay mosquitos

the mosquitoes stop sign - vector image of funny of a mosquito in a red crossed out circle

La Dirección de Bromatología, teniendo en cuenta que comienzan los días de temperaturas más elevadas, recuerda la importancia de prevenir el dengue, enfermedad viral transmitida por un mosquito, AEDES AEGYPTI, que necesariamente tiene que estar presente para que se produzca el contagio, es decir, el mosquito pica a una persona enferma y luego pica a una sana y la contagia.

Por lo tanto, SI NO HAY MOSQUITO, NO HAY DENGUE. Este mosquito tiene hábitos domiciliarios (vive en estrecha relación con el ser humano), por eso es necesario evitar los reservorios donde se pueden desarrollar las larvas del mismo: lugares donde se acumula agua limpia y estancada, como floreros, latas, botellas, cubiertas, cacharros en general; las hembras ponen los huevos sobre las paredes de estos recipientes. Suele picar en horas de la mañana y la tarde, casi nunca de noche .Su vuelo no sobrepasa los cien metros de distancia de las viviendas.

Los síntomas de la enfermedad son comunes a una gripe fuerte (mucho dolor en articulaciones y músculos) pero SIN los signos respiratorios: secreción nasal y estornudos/tos. También fiebre alta y en algunos casos erupción de tipo sarampiones (DENGUE CLÁSICO); PERO los enfermos pueden desarrollar también la forma HEMORRAGICA de la enfermedad que es más grave.

Por lo tanto, es FUNDAMENTAL la prevención (no existe vacuna). Para ello: Limpiar patios y terrenos, evitar la acumulación de agua en cualquier tipo de recipientes que puedan contener agua limpia, en los alrededores y el interior de nuestros domicilios.

Si no hay agua acumulada, no hay mosquitos

Valua esta nota



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*