Día nacional de la lucha contra el SUH

El 19 de agosto se conmemora en la República Argentina el Día Nacional de la Lucha contra el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), instituido por la Ley 26926 en homenaje al Dr. Carlos Arturo Gianantonio, precursor de la lucha contra esta enfermedad en nuestro país.

La Dirección de Bromatología recuerda que es una enfermedad endémica, con aproximadamente 400 a 500 casos anuales en nuestro país.

Afecta principalmente a niños menores de 5 años, siendo la primera causa de insuficiencia renal aguda en edad pediátrica y la segunda de insuficiencia renal crónica. Provoca el 20% de los trasplantes renales en niños y adolescentes. En la mayoría de los casos, la enfermedad es provocada por infección con Escherichia coli productor de toxina Shiga (STEC).

Este grupo de bacterias se transmite principalmente al ingerir alimentos contaminados y por el contacto con ganado y sus heces. También puede transmitirse de persona a persona, por ejemplo por cambio de pañales en jardines de infantes y por el uso de aguas recreativas.

¿Cómo se contagia?

Principalmente, a través de las carnes crudas (contaminadas o mal cocidas), la leche no pasteurizada y sus derivados (manteca, queso, etc.), jugos de frutas no pasteurizados, aguas contaminadas (de pozo, no hervida), alimentos que hayan perdido la cadena de frío, a través de las manos sucias (después de ir al baño, cambiar pañales, etc) y del contacto directo con materia fecal de animales.

Los cuidados

Para prevenir el SUH, es sumamente importante cuidar la higiene personal y alimentaria, teniendo en cuenta los siguientes consejos:

– Lavarse las manos con agua y jabón antes de consumir o preparar alimentos y después de tocar carne cruda.

– Asegurarse de que la carne esté siempre bien cocida, que pierda el color rosado, especialmente las hamburguesas, albóndigas, salchichas y chorizos, y todos los preparados a base de carne picada.

 Lavar la mesada y el cuchillo tras cortar carne.

– Evitar el contacto de la carne cruda con otros alimentos, utilizando cajones independientes en la heladera.

– Lavar bien todas las frutas y verduras.

 Consumir agua potable y, en caso de duda, es preferible hervirla antes de beberla.
– Enseñarle a los niños a lavarse las manos con abundante agua y jabón antes de comer y al salir del baño.

– No permitir que los jóvenes se bañen en aguas contaminadas.

– Evitar la concurrencia de niños con diarrea a piletas y natatorios, ya que pueden eliminar gérmenes que contaminen el agua.

¿Cómo identificar si un niño tiene la enfermedad?

Los síntomas a través de los cuales se manifiesta el SUH en los niños son palidez, decaimiento, alternancia de períodos de mucho sueño con otros de irritabilidad y falta de ganas de orinar.1

Día nacional de la lucha contra el SUH

Valua esta nota



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*