Pago y adhesión a moratoria

Hasta el 9 de octubre hay plazo para el pago y adhesión a la moratoria que brinda la Municipalidad de Monte Hermoso para aquellos contribuyentes que adeudan hasta 30 meses de sus tasas.

La adhesión se realiza directamente en la Casa de Monte Hermoso en Bahía Blanca (Local 6 de la galería Castillo, en Yrigoyen y Soler) o en la misma Municipalidad montehermoseña.

La actual moratoria, que se repitió en septiembre a raíz de la alta adhesión que se dio durante agosto y a partir de la solicitud de muchos contribuyentes, es una nueva posibilidad para los contribuyentes que adeudan hasta 30 cuotas y prevé una reducción del 90% sobre los intereses y recargos de la deuda para que quienes paguen al contado; un 85% para quienes cancelen en cuatro cuotas; y brindar planes alternativos hasta en 18 cuotas.

La segunda etapa de este Plan de Inclusión busca evitar que los deudores lleguen a la instancia judicial.

”Esta nueva posibilidad es consecuencia de la numerosa afluencia de interesados en regularizar su situación” contó el secretario de Economía Cdor. Victor Puliafito y advirtió que “nuestra política de inclusión financiera propone distintas alternativas y soluciones teniendo en cuenta siempre los diferentes comportamientos fiscales”.
Puliafito aclaró que a pesar del “buen índice de cobrabilidad  corriente que es del 70% apuntamos a la búsqueda de un índice óptimo de un 95%, mientras que el 5% restante serían deudores incobrables a los cuales se habrá que  iniciarles el juicio de apremio con su posterior remate como única solución”.

“La reforma tributaria progresiva que nos proponemos alcanzar busca el cumplimiento tributario con la mayor eficiencia posible lo cual no puede lograrse con una base de contribuyentes efectivos restringido, porque un peso de deuda es

un peso menos destinado a proyectos para el bien común” puntualizó el titular de la cartera de Economía Municipal.

“Hoy estamos en la última etapa de conciliación en donde el Estado, en representación de los buenos contribuyentes, cede intereses resarcitorios para lograr la inclusión de la totalidad de los contribuyentes”.

“Un índice de cobrabilidad en baja termina vulnerando los principios donde lo recaudado se encuentra alejado de lo emitido y hay que entender que la reducción de esta brecha produciría una menor carga fiscal para el total de los contribuyentes”.

”El proceso para el deudor fiscal que no cambie de conducta trae como consecuencia el inicio de las acciones de juicio de apremio debiendo abonar el total de los intereses resarcitorios más un 3% mensual de interés punitorio sobre el total de la demanda, más honorarios y costas judiciales”.

Es decir, el que debe más de un año, al cabo de 7 meses, tendría que pagar un 55.84% más sobre el capital y en el caso que deba dos años deberá abonar un 74.54% más. Si lo comparamos con un buen contribuyente con pago adelantado los porcentajes se disparan a un 93% en el primer caso y a un 121% en el segundo.

“Si bien sabemos que existe una brecha entre los deudores y los buenos contribuyentes, el objetivo de esta administración es reducirla ofreciendo las mejores alternativas a nuestros contribuyentes” puntualizó Puliafito.

Pago y adhesión a moratoria
Valua esta nota

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*