Como cuidar la higiene de los alimentos y prevenir intoxicaciones

Consejos de la Secretaría de Salud Municipal

En verano es importante preservar más que nunca la higiene y conservación de los alimentos. Estas simples medidas ayudan a prevenir la diarrea e intoxicaciones típicas durante el verano:

Alimentar a tu bebé exclusivamente con leche materna, durante los primeros 6 meses es la mejor manera de prevenir la diarrea en los recién nacidos.

Usar agua potable de red, si no hay o se tienen dudas, hay que tratarla agregando 2 gotas de lavandina por litro y esperando 1/2 hora antes de usarla. Otra opción es hervirla de 2 a 3 minutos.
Usar alimentos seguros, Carnes rojas, aves y pescados son seguros cuando son de frigorífico o de origen conocido. La leche líquida es segura cuando fue pasteurizada. La leche en polvo es segura cuando se la diluye con agua potable.
Mantener limpio todo lo que se usa para cocinar y comer: Muebles, cubiertos, tablas y trapos rejilla. Para desinfectarlos se puede usar agua con unas gotas de lavandina, enjuagando todo bien después. Donde se guardan los alimentos no hay que guardar ninguna otra cosa (productos de limpieza, insecticidas, etc.).
Separar lo crudo de lo cocido: por ejemplo, si se corta un pollo cocido en la misma tabla y con los mismos cubiertos con los que antes se lo cortó en crudo, puede quedar tan contaminado como antes de cocinarlo.
Cocinar completamente los alimentos: cocine bien los alimentos crudos y recaliente bien los cocinados (al menos, durante 10 minutos). La carne debe cocinarse hasta que no esté rosada en el centro.
Conserve la comida a temperaturas seguras (o muy frías o muy calientes). Descongelar dentro de la heladera y nunca volver a congelar un alimento descongelado.
Consuma los alimentos recién cocinados: cuando los alimentos cocidos se enfrían a la temperatura ambiente, los microbios empiezan a multiplicarse. Cuanto más tiempo pasa, mayor es el riesgo. Si no hay heladera, lo mejor es preparar la cantidad justa que se va a comer y no guardar sobras.
Cuidar la higiene de las manos: Lavarse bien las manos con agua y jabón especialmente, antes de comer y de cocinar, después de ir al baño y luego de cambiar los pañales o higienizar la cola de los niños.
Cuidar la higiene de los alimentos: Lavando bien las frutas y verduras antes de consumirlas.
Mantener los baños limpios y la basura lejos de los animales y de los niños.

Como cuidar la higiene de los alimentos y prevenir intoxicaciones

Valua esta nota



Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*